Skip to main content

Proyecto de Alivio de Congestión Alrededor de I-5 JBLM, Área de Estudio Sur: Evaluación Ambiental Suplementaria (SEA) y Reunión Pública en Línea – Recursos naturales

El proyecto ha sido diseñado para evitar y minimizar los efectos negativos en áreas naturales sensibles tanto como sea posible y mitigará los impactos que no se pueden evitar. Los efectos sobre los recursos naturales se describen a continuación.

Geología y suelos

El proyecto puede aumentar la erosión, puede resultar en un asentamiento de relleno (fill) a largo plazo y tiene nuevos puentes que podrían verse afectados por terremotos. Las estrategias para minimizar la erosión – las cuales incluyen la cobertura de pendientes expuestas, la instalación de drenajes y/o la limitación del movimiento del suelo a condiciones climáticas secas – se implementarían durante la construcción del proyecto, y todos los puentes y muros de contención nuevos se diseñarían según los estándares actuales de resistencia a terremotos.

Recursos hídricos

La construcción del proyecto podría tener un efecto temporal en los cuerpos de agua cercanos, en las llanuras aluviales y en la calidad del agua superficial/subterránea. La escorrentía del pavimento nuevo se trataría e se infiltraría o se manejaría de manera similar para el control de la cantidad. Un mayor tratamiento de aguas pluviales de la escorrentía, donde actualmente no lo hay, proporcionaría algún beneficio a los cuerpos de agua superficiales y a los recursos hídricos subterránea cercanos.

Humedales

Seis humedales se encuentran dentro del Área de Estudio Sur. Uno de los humedales, Bell Marsh, es de Categoría I y está ubicado inmediatamente al sur de Steilacoom-DuPont Road. Los otros cinco humedales están clasificados como Categoría III. El proyecto ha sido diseñado para evitar impactos en los humedales; sin embargo, no es posible evitarlos totalmente. El proyecto resultaría en el relleno permanente de una porción de dos humedales de Categoría III, una pérdida de 0.30 acres de zonas humedales y en la pérdida de 1.59 acres de zonas de amortiguación de humedales. La construcción impactaría temporalmente 0.08 acres adicionales de humedales y 1.04 acres de zonas de amortiguación de humedales. El proyecto compensaría los impactos de los humedales con el uso del programa de pago de cuotas aprobado por el condado de Pierce.

Impactos de los humedales

Peces, vida silvestre y vegetación

El proyecto tendría como resultado algunos impactos temporales en la cobertura del suelo, como la remoción de árboles y la colocación de relleno. También puede haber impactos de ruido que afecten a la vida silvestre.

A largo plazo, el proyecto resultaría en la conversión de la tierra con vegetación existente en nuevas áreas pavimentadas, instalaciones de tratamiento de aguas pluviales u otras áreas alteradas que proporcionan un nivel más bajo de funciones de hábitat (por ejemplo, de bosque a césped). Como parte de esta conversión, el proyecto resultaría en 4.94 acres de impactos permanentes y 2.05 acres de impactos temporales en el hábitat del roble blanco de Oregon. La mayoría de los impactos se concentran en el hábitat altamente perturbado directamente adyacente a la I-5 y las rampas de intercambio. El proyecto también resultaría en una mejoría en la calidad del agua asociada con un tratamiento adicional para la escorrentía de aguas pluviales que actualmente se descarga a los humedales y arroyos sin tratamiento. El proyecto minimizaría la remoción de vegetación, especialmente con la vegetación nativa como los robles blancos de Oregon. Cuando la remoción de roble sea inevitable, se mitigaría replantando la misma especie en las proporciones de reemplazo requeridas. Otras áreas de remoción de vegetación se restaurarían de acuerdo con el Manual de políticas de carreteras del WSDOT (2015).

Para más información

Para aprender más sobre el enfoque del estudio, las condiciones existentes y los efectos sobre los recursos naturales, consulte las Secciones 3.6 a 3.9 de la Evaluación Ambiental Suplementaria.